Johnny Deep podría ir a la cárcel

Dead Men Tell No Tales’, este será el nombre de la próxima entrega de la popular saga de películas Piratas del Caribe que,  si nada ni nadie lo impide, verá la luz a mediados del 2017 en EEUU y posteriormente en Europa. Decimos “si nadie lo impide” porque al parecer la participación de su principal personaje, el Capitán Jack Sparrow (Johnny Deep), estaría comprometida por problemas legales que podrían terminar con el actor en prisión tras numerosas advertencias no acatadas. Sí, habéis leído bien, Johnny Deep podría ir a la cárcel debido a una mala decisión con sus perros.

Piratas del Caribe 5: “La maldición de Deep”

Y es que desde que el pasado mes de mayo comenzase el rodaje de esta nueva entrega de la serie Piratas del Caribe en playas australianas, parece ser que todo han sido quebraderos de cabeza para Johnny Deep. Mientras que todavía se duda de sus posibles copas de más en la celebración de los Hollywood Film Awards de finales de noviembre del 2014, ahora la noticia es que Barnabay Joice, el actual ministro de agricultura australiano, se ha declarado en contra de que el actor decidiese llevar consigo a sus dos YorkShire Terriers, de nombre Pistool y Boo respectivamente, a la grabación de varias de las escenas que compondrán finalmente la cinta:

“Si dejamos que las estrellas de cine entren en nuestra nación con mascotas, ¿por qué no deberían romperse las reglas de todo el mundo al respecto? El señor Deep tendrá que devolver a sus dos perros a California o, de lo contrario, tendremos que proceder a practicarles la eutanasia (inyección letal). Ha llegado la hora de que Pistool y Boo vuelvan a los Estados Unidos”, han sido las palabras de Joice para medios de comunicación internacionales.

Aunque las declaraciones del ministro son duras como poco y muchos afirman que este paso tan dramático ha sido ocasionado por tratarse de un personaje mundialmente conocido, lo cierto es que ya se advirtió en un primer momento, tras el aterrizaje de Deep en Australia junto a su pareja, Amber Heard, de la obligatoriedad de devolver a California a sus perros, algo por lo que al hacer caso omiso de la orden, se le impuso una sanción de nada más y nada menos que 270.000 dólares en concepto de infracción por romper las leyes de cuarentena de los australianos.  ¿Llegará más allá el problema? Además de perder definitivamente a sus dos perros, la desobediencia en este caso y la reiteración de la misma terminaría por suponerle una pena de hasta 10 años de cárcel, pena que posiblemente supondría el adiós de un mito del cine moderno a su profesión y la pérdida del actor más camaleónico de la historia del celuloide.

¿Cómo ha afectado esto a Piratas del Caribe: Dead Men Tells No Tales?

Por el momento, la grabación de Piratas del Caribe 5 continúa “viento en popa” a pesar de verse salpicada negativamente con una anécdota de este calado. Ahora nos tocará aguardar si el esperado estreno mantiene su fecha inicial de estreno en EEUU, para el día 7 de junio de 2017, y si definitivamente Jack Sparrow puede seguir luchando contra nuevos enemigos tanto fuera como dentro de la gran pantalla.

(Visited 623 times, 1 visits today)